Testimonios

CARTA TESTIMONIO DE C.A.K. ET SRA.

CATEDRA DEL DOMINGO 26 DE FEBRERO DE 1950, DADA EN EL “TEMPLO DE LA FE” (Fragmento)

…HABLA EL GUIA, Sr. P.
– Señor, ¿Te dignas a escuchar la carta que envía nuestro hermano que se encuentra en Alemania?

HABLA EL DIVINO MAESTRO
– Alemania, Alemania que tanto luto existió en tu corazón, nuevamente se va reedificando, hay pan hijo amado, se va apartando la nostalgia de ella misma. Escucha mi pueblo amado, que yo recibo hija mía en éste día tu cumplimiento, que como intérprete puedes ser dentro de mí obra.

HABLA EL GUIA, Sr. P.
– Febrero 17 de 1950. Sr. J.P.D, Guía del “Templo de la Fe”. Tolnáhuac 80, México DF – Muy estimado Señor y amigo: Su muy cariñosa carta llegó a nosotros ayer y le damos las más sinceras gracias por sus finas palabras. Hace ya tiempo me he propuesto escribirle, pero involuntariamente lo he diferido de un día al otro. Ya tenemos más de un año aquí y damos gracias a Nuestro Señor por las indiscutibles pruebas de su grande amor y su bondad que se ha manifestado de nuevo con nosotros cada día. Yo puedo hoy con toda certeza y conciencia decir que el Maestro no solamente ha cumplido en todo detalle lo que El por amor nos ha prometido sino multiplicado muchas veces su bondad. Aquí este pueblo a donde el Señor nos mandó, ya desde hace tiempo se alimenta, se viste, se cobija como casi ningún otro pueblo de toda la Europa.
Desde que nosotros hemos llegado hemos sido testigos de cómo el Señor ha bendecido y colmado a Alemania con su caridad y amor. Hoy se puede comprar todo lo que es necesario y mucho de lo que podemos llamar lujo. Hay pobreza, hay sufrimiento sí, pero no más que durante cualquier tiempo normal. Las cosechas han sido muy abundantes porque el Señor nos ha ordenado bendecir los campos y hemos cumplido, el invierno anterior y éste también han sido benignos, casi no hubo día en que uno no pudiera salir. No hemos sufrido por la nieve ni por el frío, bendito sea el Señor. Ahora en relación con el trabajo aquí, he salido siempre a buscar oportunidades para hablar a muchos diferentes grupos y congregaciones. Muchas veces hasta altas horas de la noche he procurado impartir la palabra que el Señor nos ha dado limpia. He viajado por muchas partes, siempre bendiciendo, siempre conciente de mí responsabilidad, hay ya muchos grupos en donde se conoce la Obra en toda su magnificencia y esplendor, y sin embargo parece que hemos hecho muy poca cosa. El pueblo de Alemania está preparado para recibir esta doctrina y esta gracia y creo que el Señor no solamente puede, sino más bien va a manifestarse a sus hijos aquí en el futuro, lo mismo como El se ha manifestado a sus hijos en México.
He escrito artículos en revistas y periódicos, lo cual uno especialmente me ha traído muchas llamadas y solicitudes para hablar. Hasta una señora desde los Angeles California me escribió pidiendo más informes sobre la Obra. A veces tengo que ir bastante lejos, horas enteras en tren para llegar a los diferentes lugares a donde me solicitan. Lamento que no hayamos venido antes, particularmente cuando nuestro tiempo aquí está finalizando, pues ya hago proyectos para regresar a esa, para aprovechar las últimas cátedras que el Señor se digne expresar y que deben ser sublimes.
Mi estancia aquí me ha dado una perspectiva más amplia de lo grande y profunda que es la Obra y quisiera yo comunicar a todos mis hermanos lo que yo con fe, he podido palpar. Agradecemos a Ud. a su muy estimada esposa e hija y a todos nuestros hermanos del templo de La Fe, su cariño y les retornamos nuestro sincero afecto y recuerdo y quedamos de Ud.
Como siempre con todo respeto sus servidores y amigos
C.A.K y Sra.

HABLA EL DIVINO MAESTRO
– He aquí pueblo amado, escuchad testimonio patente de mis profecías, testimonio patente de la gratitud de aquel corazón que pude enviarle para que aquella nación que sólo se encontraba en grande dolor y miseria, fuera el mensajero de paz, fuera el mensajero de la luz, de la salud y del pan de sus hermanos. Tu eres testigo cuando pude entregarle mi mandato y decirle, partid, partid, no por tu voluntad sino por un mandato que yo te ordeno. Sé el salvador de aquella tu nación, conduélete de aquellos corazones donde se encuentran los tuyos.
Este corazón sólo con la fuerza de mi amor, sólo por la obediencia pudo subsanar en verdad todos los obstáculos grandes que a su paso encontró y helo ahí. Su madre moribunda ya estando para expirar, pude darle vida, alargarle la existencia para que nuevamente pudiera recrearse con ella. Ve cuán grande es mi poder Israel. Hoy sus palabras en verdad son testimonio para este pueblo, él va reconociendo lo que es mí grande poder.
En la misiva que enviases hijo amado, decidle que el Padre no pide sacrificios. Que siga luchando y trabajando, dejando preparados los campos para su retorno, y el Padre no exigiéndole sacrificio. Mis brazos le esperan en el penúltimo mes de mí partida y que entonces mi voluntad será hijo amado, que le archivarás de cada una de las cátedras de éste año para su retorno y aquí mismo se las entregarás en sus manos. ¿Comprendes hijo amado? Decidle que en el penúltimo mes de mi partida le espero con los brazos abiertos, entonces pondré en sus sienes el olivo de paz, porque se lo ha labrado, porque aun hace falta aquel corazón en aquel lugar, aun va a surgir un conflicto que él mismo no espera y él tendrá que entregar la luz. El tiene que ser mi aparato por donde yo pueda manifestarme, no en palabra viva, sino intuitivo, y el mismo tendrá que entregar a sus hermanos, porque esta es mi voluntad.
Esta es la misiva que mando enviándole mis bendiciones, unificando más los corazones, iluminando el entendimiento de la humanidad, para que le comprendan. Yo desde aquí le envío mi fortaleza, la salud, el pan de cada día y preparo más y más los corazones, en mi nombre que soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
Decidle que después de mi partida, grande lucha le espera y no sabe quienes partirán de aquí hacia aquel lugar, para que unificados luchen y trabajen, este será mi mandato, porque esta es mi voluntad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s